Hornos de pirólisis

Nuestros hornos de pirólisis se construyen en diferentes tamaños, según las necesidades de cada cliente, adaptándose así a la geometría de las piezas a limpiar en cada caso.

El combustible utilizado para calentar el horno puede ser gas natural, propano o gas-oil.

Los útiles, bastidores o piezas a limpiar se colocan en el carro de carga y éste se introduce en la cámara interior del horno mediante una rampa externa y unas guias en el interior.

Las paredes internas de nuestros hornos están revestidas de acero inoxidable, de manera que se evita cualquier tipo de desprendimiento de la lana refractaria interior, tan frecuente en las cargas y descargas.

La limpieza de las piezas se produce gracias a la aplicación de calor de una manera controlada. Las piezas no entran en contacto con las llamas ya que se trata de una pirólisis sin combustión. Así se consigue la limpieza de las piezas sin una deformación posterior de éstas.


Solicitar información